viernes, 11 de noviembre de 2011

No tener ningún camino como camino, no tener ninguna limitación como limitación

Empezando con una de las frases que más identificó el modo de pensamiento y vida de Bruce Lee, doy paso a este fin de semana en el que empezaré a entrenar como lo hacía hará unos cuatro años, cuando me dedicaba más profundamente al estudio y práctica de las artes marciales.

¿Por qué? Pienso que ya es hora de ir marcándose algunos objetivos y cómo no, ir siguiéndolos día a día, para que dentro de cierto tiempo, sea capaz de mirar hacia atrás y decir "¡Lo he hecho!"

Realmente quisiera adoptar esta mentalidad. Una mentalidad que, como bien diría este maestro, sería sujetarse a aquello de "Si crees que algo es imposible, tu lo harás imposible".

¿Motivación? Me sobra ¿Ganas? También.


Habrá que echarle coraje, es lo que toca. 

2 comentarios:

  1. Desde luego, y es lo mejor, marcarse objetivos e ir quemando etapas, así es como se progresa. Además que si los cumples, te sientes bien contigo mismo.

    Así que a darle duro, que poder se puede ò.ó

    ResponderEliminar
  2. ¡Así se dice!
    Y recuerda, si te pones petate y te salen venitas, te pintaré lazos rosas en ellas xDDD

    ResponderEliminar