viernes, 24 de febrero de 2012

Cómo repartir el peso en las piernas

Buenas de nuevo.

Hoy os traigo una entrada para orientaros sobre cómo repartir el peso del cuerpo en las piernas. Esto sirve principalmente para mantener el equilibrio y no desestabilizarnos cuando hagamos un determinado movimiento, independientemente de que sea ofensivo o defensivo.
Lo primero que hay que tener en cuenta es que, para repartir el peso de manera equitativa, es necesario saber flexionar las piernas levemente, como podéis ver en la imagen de arriba.

Al principio se hará bastante pesado y nos puede resultar incómodo, ya que nuestros gemelos y muslos pueden que no estén acostumbrados, pero como siempre, todo es cuestión de práctica. Fijándonos en la imagen de arriba, lo que importa son las rodillas, no tengáis en cuenta la postura de los pies, ya que eso lo explicaré a continuación en las fotos de abajo.
Tras practicar la flexión de las piernas, nos decantaremos por uno de los lados a la hora de atacar o defender. Así pues, como podéis ver en la imagen de arriba, yo me he decantado por el pie derecho, el cual retrocederá para aguantar algún movimiento. En este caso, el izquierdo será el que actúe como "pivote" si decidimos atrasar el pie derecho; también será aquel que utilicemos si queremos adelantarnos.
Por otra parte, en la imagen de aquí arriba podremos ver como la pierna derecha se encuentra flexionada, mientras que la izquierda está algo más estirada. Esta posición se daría a la hora de querer aguantar un golpe que viene desde delante, ya que si flexionaramos la izquierda en lugar de la derecha podríamos perder el equilibrio fácilmente.

Esta postura también se da al lanzar un golpe hacia delante, ya que la pierna derecha actúa como "pilar" de fuerza y nos permitiría cargar bastante más un puñetazo, por ejemplo.
En esta última podemos observar una postura más relajada que podrá aguantar el peso de manera equilibrada, ya sea para un movimiento ofensivo o defensivo. La pierna izquierda también se encuentra semiflexionada, por lo que, a no ser que nos dieran un golpe en el gemelo o directamente en la rodilla de manera muy rápida, no perderíamos el equilibrio tan fácilmente.

Y hasta aquí la entrada de hoy, espero haberos ayudado en algo. No pretendo parecer un expero, así que, como siempre, podéis preguntarme, sugerirme, corregirme...etc.

¡Un saludo y muchas gracias por leerme!

3 comentarios:

  1. Mola, esto me ha recordado a como evitar que te lleven a un sitio a la fuerza simplemente bajando el punto de gravedad.
    Hijo, ¿no había un lugar mejor que el pasillo? =P

    P.D. Se entiende todo muy bien pero como los pantalones son muy grandes cuesta ver cuándo está la pierna flexionada ^^

    ResponderEliminar
  2. Vaya, este es mucho más extenso xD


    Muy buena información; poniendome especialmente picajoso también haría enfasis a la hora de "colocar" el peso en los pies y sobre todo con el dedo pulgar, pero está muy bien para principiantes.



    Eso si, (si alguno lee esto) mucho cuidado con lo que haceis con vuestras rodillas (sobre todo con algunas posturas) o sufrireis mucho xD



    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. @Mario: ¡Gracias! Intentaré hablar sobre algunos movimientos básicos según esta postura.

    ¡Gracias por pasarte!

    ResponderEliminar